Los vinos

Lagar do Cigur Godello:

Procedente de nuestras viñas en A Coroa, O Redondo y Castrillón.  Las Cepas tienen una edad media de 35 años. El clima mediterráneo-oceánico con inviernos fríos, veranos cálidos y primaveras y otoño suaves, es el hábitat de la Godello.

Se trata de un vino franco, acentuando la personalidad de la variedad Godello con su característico amargor a terruño.

Tiene un color pajizo con reflejos verdosos con una maduración hacia los matices dorados.

En nariz sorprende su excelente intensidad y su gran franqueza aromática, resaltando los aromas cítricos con marcados recuerdos a frutas maduras, como la manzana, pera y membrillo; en el fondo resaltan de forma muy sutil herbáceos frescos como el heno y la hierbabuena.

En boca su entrada es intensa y compleja, mezclando la untuosidad de la fruta con el frescor de las hierbas, con una excelente acidez. Su final es persistente, largo con un toque a mineralidad y el amargor característico de un gran Godello.


Lagar do Cigur Mencía

Este vino nace en los viñedos de Chao de Piñeiro, Mallada y Barreais donde las cepas de Mencía tienen una edad media de 50 años.



Es un vino único con un extraordinario perfil fiel a la variedad Mencía. 

Su color es rojo picota con un ribete violáceo, limpio y brillante.

En nariz evoca nítidos aromas de frutos rojos (cereza, frambuesa y zarzamora), lácticos, minerales ( destacando la pizarra) y un toque ligero a regaliz.

En boca es fragante, fresco, con buen cuerpo y estructura; untuoso sin aristas y con buena acidez. En su paso es potente, destacando la fruta madura envuelta en finos minerales, con un tanino maduro dejando un largo y cálido final. 



Lagar do Cigur Barrica

O Rial, Lamela y Pedrazais son los pagos de este vino único. Sus cepas centenarias de las variedades Mencía, Garnacha Tintorera, Tempranillo y Merenzao son el reflejo del auténtico terruño de Valdeorras.


Un vino muy concentrado que conecta la potencia con la elegancia siendo fiel a su origen.

Cubierto de capa  alta color rojo cereza, con orla cardenalicia.

En nariz es muy intenso, complejo y profundo, con potentes aromas de mermelada de frutas negras ( moras, casis, ciruelas, arándanos, amielados y grosellas) y un fondo con notas de talco y pétalos de rosa. El proceso de maduración se lleva a cabo en barrica de roble francés y americano durante 8 meses, lo que le aporta profundos recuerdos a especiados y terruño ( tabaco, grafito, chocolate, etc.)

En boca tiene una excelente estructura, potente pero fresco, con unos taninos muy maduros y concentrados, pura jalea real de fruta. Es larguísimo en paladar y corazón.








No hay comentarios:

Publicar un comentario